Publicado el

Esta cobertura de los seguros de responsabilidad civil profesional en las empresas de informática debe ser de obligada contratación si no queremos vernos inmersos en una reclamación de algún cliente que ponga en jaque la estabilidad de nuestra empresa.

Salió el año pasado un caso de una empresa que entró en concurso de acreedores cuando un empleado despedido causó importantes daños a la misma como perjuicio por el despido.

Al parecer, los daños causados ascendieron a 58.446 euros para un responsable técnico de una empresa informática que estaba desarrollando un proyecto de plataforma informática en fase de demostración. La aplicación que se estaba desarrollando estaba orientada a la vida saludable, una app para mejorar los hábitos cuyo lanzamiento se planeaba para 2011.

Cuando el dueño de la empresa despidió a su trabajador tras una fuerte discusión, éste accedió a los sistemas de la empresa a través una IP cuyo usuario no se pudo determinar por protección de datos y apagó la máquina virtual que servía de plataforma y de soporte de todo el software y afectó a todo el correo corporativo que desapareció.

La investigación determinó que todo se produjo ese mismo día del despido por lo que es fácil deducir que fue él quien lo orquestó todo para causar daño a la empresa.

Aunque no parezca probable, los daños que pueden causarse a terceros por negligencia o mala fe intencionada de un trabajador resentido son capaces de hundir un negocio por lo que siempre recomendamos contar con un seguro que nos proteja de estos daños y nos indemnice por ello (además de proporcionarnos una defensa jurídica para repercutir los costes al causante del daño).

Para leer más casos reales sobre seguros de responsabilidad civil de informáticos pincha en el siguiente enlace: http://www.seguroscer.com/seguro-responsabilidad-civil-informatica/casos-reales-rc-informatica.php