Publicado el

seguro altos cargos Diariamente desde los últimos años (por desgracia) vemos como políticos, banqueros, empresarios, etc. entran en los juzgados por distintos casos donde se les acusa de malversación, cohecho, desfalco, o fraude al estado (Hacienda/Seguridad Social) y en pocas horas o días depositan fianzas millonarias que en la mayoría de los casos nadie sabe de dónde salen.

En muchos casos y siempre con una máxima discreción por parte del afectado y de la aseguradora son estás últimas las que depositan estás fianzas en los juzgados en base a la cobertura que muchas de estas personas tienen en sus pólizas de Responsabilidad Civil de Consejeros y Directivos (llamadas en el sector “D&O“, Directors and Officers) contratadas por sus empresas para cubrir las posibles reclamaciones que puedan sufrir sus directivos a título personal y en contra de su propio patrimonio.

Pero, ¿es posible cubrir con un seguro un delito?  Evidentemente no.

Estas pólizas de Consejeros y Directivos cubren en todos los casos los gastos de la constitución de la fianza que necesite el asegurado pero en algunas aseguradoras se puede cubrir el que sea la propia aseguradora también quien constituya esa fianza hasta el máximo de la suma asegurada y siempre y cuando no sea por un acto doloso por parte del asegurado.

Cuando leemos los periódicos o vemos un caso de posible corrupción o desfalco en las noticias, presuponemos una culpabilidad, pero esto no supone en ningún caso por más fotos o correos electrónicos que se tengan, que esa persona sea culpable. En un país  como España, quien determina  si  el asegurado es culpable  y por hecho un acto doloso será siempre un Juez y no los periódicos o los telediarios, por lo que sí esta persona tiene en vigor una póliza de Consejeros y Directivos “D&O“  que le cubra la constitución de fianzas civiles y/o penales, será la aseguradora quien le adelantará dicha fianza hasta el máximo de su cobertura, siendo posteriormente y una vez que salga el juicio según sentencia judicial firme, cuando el asegurador podrá reclamar al asegurado el importe de dicha fianza  por haberse declarado el hecho un acto doloso y por tanto no cubierto por póliza.

Todos nosotros nos podemos hacer una pregunta que a simple vista puede ser lógica ¿pero yo necesito está póliza?  Si yo no tengo tarjetas black, no estoy en ningún consejo de administración de una caja o banco y no pago o cobro comisiones ilegales… entonces ¿para qué?

La póliza de Consejeros y Directivos “D&O“es mucho más útil y necesaria que todos los casos mediáticos que puedan salir en los periódicos. A cualquier  pequeño empresario puede llegarle una reclamación por un proveedor, accionista  u organismo público que a sabiendas de que la empresa no tiene bienes suficientes para poder cobrar la deuda realizan la reclamación a título personal del empresario  y contra sus propios bienes.

Un caso muy habitual  puede darse en las empresas de tipo familiar donde  uno es quien dirige la empresa y los otros familiares solo asisten a las juntas de gobierno. Estos reclaman al gerente por haber tomado en el ejercicio de su actividad una decisión que finalmente ha salido mal y ha provocado unas cuantiosas pérdidas a los accionistas.

Desde Consulting Europeo de Riesgos, queremos hacer ver, que la posibilidad de poder ser reclamado es real y mucho más frecuente de lo que podemos ver a simple vista y no es un problema que solo pueda afectar a los políticos o grandes empresarios, es un problema que   puede surgir a cualquier persona que por su trabajo tenga que tomar decisiones que puedan afectar al devenir de su empresa. Puede calcular el coste de este seguro pinchando en el siguiente enlace: http://www.seguroscer.com/seguros-empresas/seguro-altos-cargos-directivos.html